Visita:
Un Café y Diez Consejos #5: Triunfa En San Valentín
Daniel6585.
9 febrero, 2020
81

¡Buongiorno a tutti! En el idioma considerado el más romántico del mundo les saludo, pues precisamente de amor, romance, pasión y cursilerías varias hablaremos el día de hoy. Para ello, ¡destapar el cava!

Vengo yo bastante seductor en busca de algún amor virtual que desate en mi esas pasiones reprimidas, deseos ocultos y llene mi habbo vida de créditos y diamantes a raudales, que me diga tierna y dulcemente al odio: «Ten, mi amor, este infobus es para ti», como lo hacía Estarqui, mi ex. ¡OH! Me emociono y todo.



Sé que quienes me conocen me recordarán que tengo pareja, pero yo les recuerdo que eso de tener a un amor en la casa y otro en el monitor se está volviendo muy, muy, típico. Y en Habbo hasta los más osados organizan bodas y se montan su película. ¿Te suena? ¡Todos (as) nos hemos casado en Habbo!

Esto de las infidelidades virtuales es todo un debate del cuál no seré participe, pero mucho ojo no te estén poniendo los «habbo cuernos». Dicho eso, si tienes pareja o quieres conquistar una presta mucha atención porque aquí están los 10 consejos para triunfar en San Valentín. (y no tener que buscar más salas de ligue en Habbo)

De mi relación con Estarqui no diré nada más…



Sé romántico. No puedes pretender que tu pareja sea feliz o desear encontrar una teniendo el romanticismo de un trol y la sensibilidad del antiguo staff Guitarron. Debes aprender a tener detalles, a sorprender de vez en cuando a tu pareja y a cerrar Habbo para dedicarle tiempo.

Soltero de cabeza. Así quedarás si piensas que San Valentín es solo una fecha más sin importancia. Muchas personas, en su mayoría mujeres, consideran esta fecha algo clave para la relación y esperan sorpresas de sus parejas. ¡anímate a celebrarlo!

Gorditos y bonitos, muchachos. Puestos a celebrarlo y entendiendo su importancia debes vestirte acorde a la situación, ponte todo lo guapo (a) que puedas y, por favor, ¡no olvides el perfume!

Punto para Gryffindor. Esto es algo realmente clásico y tradicional pero te asegurará un punto fácil: llega al encuentro con un ramo de rosas, de preferencia rojas, y dáselas mientras le dices lo bella (o) que está, aunque tengas que mentir.

Amor en tiempo de píxeles. Si tienes una relación dentro del hotel, hablo del virtual, de Habbo, entonces no vale sólo con dar clic en «usar» a algún jarrón con flores y luego regalársela a tu pareja. En ese caso puedes diseñarle una sala bonita, pegar notitas con mensajes tiernos en alguna de sus salas o llevarla a alguna sala pública y, entre clones y frikis, jurarle tu amor.

Arriésgate. Sorpréndela (o) a su llegada con un cóctel afrodisíaco hecho por ti con todos los ingredientes que halles en internet que levanten pasiones. ¿Puede terminar tu pareja en urgencias? Sí. ¿Es todo un detallazo romántico? ¡Claro que sí!

Plan de pareja. Muchas parejas están juntas porque en los tiempos que corren de un solo sueldo no se vive, pero espero que por lo menos conozcas qué planes le hacen feliz a la tuya: Un picnic viendo el atardecer, una noche de Netflix, activar la herramienta guardián a ver si les toca el mismo caso y votar la misma opción… ¡todo vale!

La música. Solo diré que una vez me recibieron en una cita con música de Bad Bunny de fondo y fue la última vez que vi a ese idiota, no a Bad Bunny, al de la cita.  El caso es que la música puede darle un toque maravilloso a la velada o puede arruinarla por completo, por lo cual: piensa bien antes de darle al play.

Estoy soltero (a) porque quiero. ¡No te lo crees ni tú! En San Valentín siempre añoramos estar en pareja, y si tú no lo estás empieza desde muy temprano a escribir a todos tus contactos, incluso a los que no te gustan o, peor, al pesado (a) que duraste semanas dejando en visto y te seguía diciendo: «Hola, solo quiero ser tu amigo…» Está claro que lo harás por desespero de una noche: EVITA LAS FOTOS.

Siempre virgen, nunca invirgen. Si luego de todos estos consejos no fuiste capaz de enamorar a nadie o por seguirlos tu pareja te dejó, no me eches la culpa, algo habrás hecho mal. No llores, espera, siempre puedes aplicar la mítica técnica de Mr. Bean de la carta romántica en el buzón:



 

Sí, sí, como ser amigo de los staff e impresionarte porque ganas todos los concursos. ¡Vaya sorpresa! Vale no, me he pasado de cava. En Habbo hay mucho criterio.

Si encuentro la salida, damos por terminada la presente edición, no sin antes desearles que este sea el mejor San Valentín de sus vidas, o por lo menos de su habbo-vida. ¡Les leo más abajo en los comentarios!

«El amor tocó mi puerta, y yo había salido a por el pan.»

Blogs, Un café y diez consejos