¡Hola, buenos días, buenas tardes o buenas noches! 

Durante esta semana, he redactado otro relato para todos [email protected] ¬°Espero que os guste tanto como a m√≠! Si os gusta esta secci√≥n, pod√©is dejar un comentario para hac√©rmelo saber. ¬°Muchas gracias por vuestra comprensi√≥n!

”No entramos en la casa, solamente la estudiamos por fuera, pero no sab√≠amos qu√© esperar. Decidimos volver al d√≠a siguiente, ya que el d√≠a de hoy nos dedicar√≠amos a buscar y crear cosas para poder defendernos. Volv√≠amos a nuestra casa cuando de repete escuchamos un grito. ¬°Ven√≠a de nuestra casa! Empezamos a correr y la chica de las mordeduras estaba muerta. ¬°Alguien la hab√≠a matado! Al lado de sus pies una nota: ¬°Felicidades, ahora sois 8. Os tocar√° sobrevivir, pero con cuidado, utilizad mucho la cabeza!¬†¬ŅSer√° el chico/a de la grabaci√≥n que se ha enterado qu√© hemos descubierto su casa? ¬ŅSe habr√° suicidado? ¬°No entend√≠amos nada, pero no nos pod√≠amos quedar con las manos cruzadas! Let’s go.

La gente cada vez estaba m√°s nerviosa, no sab√≠amos qu√© hacer. Cada vez el d√≠a era m√°s largo, no dorm√≠amos porque solamente √©ramos 8 personas y nos ten√≠amos que defender los unos a los otros. ¬ŅQu√© estaba pasando? ¬ŅPor qu√© a nosotros? ¬°Qu√© alguien me explique!

El día siguiente fue muy duro. Entre todos enterrábamos a cada persona que, por mala suerte, perdía la vida delante nuestra. La casa cada vez estaba más dejada, nadie la cuidaba ni nada. Cada vez más sucia y con peor olor, pero no teníamos tiempo de limpiar, teníamos que investigar qué estaba pasando.

Al cabo de dos d√≠as, cansados de no dormir, fuimos de nuevo a la casa, a ver qu√© pod√≠amos encontrar. Esta vez s√≠ entramos, todos juntos, en fila india, pero entramos. Era una casa bastante peque√Īa, no se pod√≠a comparar con la nuestra, as√≠ que no entendiamos nada. ¬ŅPor qu√© nosotros la grande y estas personas la peque√Īa? Una chica entr√≥ en una habitci√≥n y, por suerte, era la habitaci√≥n remota. Hab√≠an much√≠simas pantallas donde sal√≠a nuestra casa, cada habitaci√≥n. ¬°Nos controlaba cada d√≠a! Si te duchabas te ve√≠a, si dorm√≠as te ve√≠a…

Nos quedamos todos super nerviosos. ¬°Encontramos la supuesta casa de nuestro asesino! Cada minuto que pasaba en aquella casa, sent√≠amos m√°s fr√≠o, como si el aire acondicionado estuviera puesto todo el d√≠a. Investigamos la habitaci√≥n remota, pero solamente hab√≠an las pantallas y una silla. Decidimos salir de la habitaci√≥n y, cuando la √ļltima persona cerr√≥, cayeron m√ļltiples ladrillos del techo, aplast√°ndolo y dej√°ndolo sin respiraci√≥n. ¬°Uau!, otra trampa m√°s, la verdad no me sorprende.

Poco a poco, fue perdiendo la respiraci√≥n por culpa de los ladrillos hasta que, por fin, su cuerpo dej√≥ de respirar. Hab√≠a un silencio sepulcral. ¬°No entend√≠amos nada! Encima del √ļltimo ladrillo, hab√≠a una nota pegada. Abrimos la nota y dec√≠a lo siguiente: ¬°Felicidades, ahora sois 7. Os tocar√° sobrevivir, pero con cuidado, utilizad mucho la cabeza!¬†Ca√≠amos que cada d√≠a ten√≠a que morir alguien, as√≠ que nos quedaba una semana para poder sobrevivir, pero no sab√≠amos quien era el siguiente. As√≠ que, entre todos, nos ten√≠amos que ayudar. ¬ŅSer√© yo el siguiente o ser√°s t√ļ? ¬°Qui√©n sabe!”

¬ŅQuer√©is saber m√°s sobre esta historia?

¬ŅOs ha gustado? ¬°Espero que s√≠! De verdad, creerme, todo lo hago desde el coraz√≥n, para todos [email protected]

Gracias por leer mis relaHTos, me hace muchísima ilusión.

¬°Nos vemos pronto!

Micralax-